¿Cómo planificar una comunión perfecta sin morir en el intento?

La primera comunión es un momento especial para una familia. Es un hito religioso y forma parte de los tres sacramentos de iniciación en la iglesia católica. Suele celebrarse en una fiesta con familiares y amigos.

Los padres tienen mucho que pensar y prepararse para celebrar esta ocasión tan especial en la vida de sus hijos. Desde el atuendo hasta la comida y festividades, algunos organizan celebraciones como una boda. No te preocupes, en el siguiente post te explicamos qué cosas debes tomar en cuenta para organizar una comunión perfecta.

1. La planificación es la clave

El mismo día que tengas la fecha pautada para la celebración eucarística, comienza la planificación, donde incluyas número de invitados, catering – comida buffet, invitaciones, decoraciones, entretenimiento, actividades y fotografía. El presupuesto es clave para todas las decisiones anteriores.

2. Define el lugar de acuerdo al grupo a invitar

Si el grupo de invitados es pequeño, puedes optar por tu casa, para ahorrar dinero y crear un ambiente íntimo. Puedes planear una fiesta en tu patio o decorar tu área de comedor.  Si estás invitando a más de 20 personas, deberías considerar alquilar un lugar o una sala de banquetes grande en un restaurante.

Tómate tu tiempo y visita varios lugares. Piense en tu conveniencia y la de los invitados: ¿está ubicado cerca de la Iglesia donde será la ceremonia?; ¿ofrece catering, entretenimiento u otras opciones?. También puedes reunirte con el grupo de padres de los niños que harán la primera comunión y organizar una gran Fiesta de Comunión en conjunto.

3. La comida es el corazón de esta celebración

Si estás invitando a un grupo de menos de 20 personas, puede servir un almuerzo o una cena abundante y preparar la mayoría de los platos por tu cuenta. Pídeles a tus familiares y amigos que te ayuden llevando algún postre o ensaladas, mientras cocinas el plato principal, que debe ser de fácil preparación. Nada de comida sucia, ni que se derrame o salpique, ni que esté basado en salsas, recuerda que tantos los chicos como los invitados van en sus mejores trajes.

Si es un grupo mayor a 20 personas, solicita un servicio de catering – comida buffet, que debes reservar con anticipación para que puedas disfrutar del día. En esas fechas muchos padres estarán planificando lo mismo que tú y se llevarán los mejores servicios.

Puedes ofrecer a los invitados cupcakes de Primera Comunión para una fiesta más grande en lugar de un pastel. Los cupcakes son más fáciles para los invitados por el autoservicio y requieren menos utensilios que un pastel normal.

4. Mantén a los chicos ocupados

En este tipo de fiestas suelen estar niños de diferentes edades, por lo que el entretenimiento es fundamental. Los magos son una opción muy popular para las fiestas de comunión, artistas de globos porque animan a los niños y adultos con una variedad de diseños. Contrata un estudio de camisetas, tus invitados disfrutarán creando su propia camisa única.

Otra opción es el pintacaras. A tus invitados les encantará este entretenimiento artístico y es muy divertido para todas las edades. Algunas veces los adultos se transforman en bonitas mariposas o superhéroes.

5. Recuerdos fotográficos

Haz que tu fiesta de comunión sea memorable con las cabinas fotográficas, los invitados pasarán horas de diversión haciendo poses divertidas para imprimir recuerdos. Seguro que tus invitados les encantará el espejo selfie. También puedes optar por un marco de fotomatón de primera comunión impreso, diseñado para el día especial.

6.  Karaoke

Una opción increíble para desechar tus preocupaciones y el pánico sobre cómo mantendrás ocupados y distraídos a los chicos. Relájate, disfruta de tu copa de vino o limonada porque es una actividad para captar la audiencia de 5 a 13 años.

Un DJ de Comunión es otra buena opción. El DJ interactuará con tus invitados realizando juegos, bailes y otros entretenimientos.

7. Decoración

Debe ser simple, amigables para los niños y religiosas. Los platos, tazas, servilletas y utensilios los puedes comprar con cruces y gráficos de ángeles, o puedes crear placas personalizadas con un dicho especial o un versículo bíblico.

Decora con guirnaldas, globos blancos, lienzos enmarcados que tengan símbolos o dichos religiosos. Considera la posibilidad de hacer galletas decorativas, pasteles o golosinas inspiradas en la fiesta del té.

Los colores suaves como el blanco, el rosa, el azul o el amarillo claro funcionan muy bien para las decoraciones de la primera comunión.

Tendrás mucho que hacer el día anterior y en la mañana mientras preparas a tu chico para su día especial. No organices una fiesta para 100 personas, invita a familiares y amigos cercanos, para tener menos preocupaciones. La planificación es clave para mantener los costes y los niveles de estrés de los padres al mínimo. Lo más importante: disfruta de la fiesta.



Deja una respuesta